Toda persona requiere contar con un profesional que le atienda e  intervenga en lo referente a sus derechos personales y patrimoniales. De allí surge la necesidad de disponer de los servicios de un Abogado en materia civil.

Garantizar un servicio de alta calidad, gran responsabilidad y verdadera vocaci√≥n, permite la distinci√≥n como¬†mejor Abogado en Derecho Civil. Y es que en esta materia, se ayuda al cliente a superar las dificultades particulares, las que suelen presentarse en alg√ļn momento.

Con especialidad en Derecho Civil, se presta la debida atención y asesoramiento adecuado al momento de requerir la resolución de cuestiones relacionadas con bienes muebles e inmuebles, contratos y obligaciones, derechos personalísimos, etc.

Se realiza asesoramiento jurídico, estricto, justo y sincero, con presupuestos viables y acordes al servicio ofrecido y a los resultados esperados.

A continuación se explican brevemente las funciones y cualidades, así como los principales  procedimientos jurídicos que se atienden como Abogado en Derecho Civil.

1. Funciones y cualidades del Abogado de Derecho Civil

La rama del Derecho Civil se centra, en general, en el derecho privado. Incluye una inmensa diversidad de funciones, todas vinculadas a las relaciones humanas. En lo específico, regula todo aquello que no esté amparado en un Derecho especial.

El Abogado especialista en Derecho Civil se encarga de regularizar jurídicamente los asuntos habituales de personas entre sí. En pocas palabras, es quien favorece la resolución de los problemas cotidianos que, en materia legal, tiene cada individuo.

Entre sus principales cualidades está revisar cada caso con audacia, para conocer la existencia o no de causales para introducir una demanda, por ejemplo. Integridad y discreción, para ganarse la confianza y estima del cliente, con el objeto de atender a cabalidad el asunto que le compete.

En palabras más precisas, estos especialistas del Derecho tratan todas aquellas cuestiones relacionadas con demandas, derecho de familia, contratos, división de cosas comunes, obligaciones, indemnizaciones, accidentes, responsabilidad civil contractual y extracontractual, etc. entre otros tantos intereses privados. Estos aspectos se explican, con mayor detalle, en lo sucesivo.

2. Demandas

Entre este tipo de procedimientos, los más destacados son las demandas de filiación. Se procesan jurídicamente las diferentes acciones de relaciones de filiación que establece el Código Civil, sean de reclamación o de impugnación.

Otras son las demandas de incapacitación judicial. Se procesan cuando en una persona existe carestía, total a parcial, de capacidad de obrar. Ello requiere la asistencia de una tercera persona para que, en su nombre, haga ejercicio de sus derechos, a través de la tutela, curatela o defensor.

El proceso de incapacitación judicial civil es la forma que contempla la legislación para que se velen por los derechos personales y patrimoniales de quienes se consideran presuntos incapaces.

Como vicios ocultos son clasificados todos los defectos que, con cierto grado de gravedad, impiden la utilización o aprovechamiento integral de un bien adquirido, o lo desmerecen excesivamente, de forma que de haberlos conocido el adquirente no hubiese comprado. Quienes han sido objeto de esta argucia comercial, requieren atención y asesoramiento mediante una Demanda por vicios ocultos. Es típico escuchar casos de persones que adquieren un vehículo y encuentran fallos a los pocos días o meses que les obligan a incurrir en gastos de reparación excesivos.

En la redacción de cualquier contrato privado debemos ser cuidadoso. Debemos respetar la igualdad de las partes, sin introducir cláusulas que no estén admitidas expresamente por Ley y reflejando todo lo que las partes quieran reflejar. Ello afecta a contratos de compraventa, contratos de arrendamiento de vivienda y no vivienda, comodatos, fiducias, etc.

Los mejores profesionales en Derecho Civil, tienen alta capacidad para asesorar y realizar el seguimiento, de principio a fin, en todos estos tipos de demandas.

3. Procedimientos legales

Diversos procedimientos judiciales deben ser gestionados por un¬†buen Abogado especialista en materia civil, por cuanto requieren ser atendidos con¬†rapidez y eficacia. Entre ellos hay que destacar los de¬†ejecuci√≥n hipotecaria¬†y los de¬†divisi√≥n de la cosa com√ļn.

Los procedimientos de ejecución hipotecaria, se derivan por incumplimiento de obligaciones asociadas a préstamos hipotecarios. El objeto es recobrar los importes adeudados. Si el banco decide vencer anticipadamente el préstamo es cuando necesitaremos de asesoramiento para que se respeten sus derechos cómo consumidor o avalista, tratando, en los casos que lo aconsejen, negociar un acuerdo con la entidad financiera que puede llegar a consistir en una dación en pago.

Los¬†procedimientos de divisi√≥n de la cosa com√ļn¬†pueden ser atendidos por una de tres v√≠as existentes. Dos de ellas son v√≠as extrajudiciales, bien sea promovida la divisi√≥n por los propios copropietarios o mediante un mediador o tercera parte no judicial. La tercera v√≠a es judicial, mediante la acci√≥n de divisi√≥n de cosa com√ļn.

Contactar en tiempo oportuno al mejor Abogado en lo civil, es garantía de que serán defendidos los intereses del cliente y de que, en todo momento, se atenderán los asuntos con alto profesionalismo y responsabilidad.

4. Contratos

En el ámbito civil, el abogado especialista debe brindar la asistencia jurídica y el asesoramiento que cada cliente requiere al momento de realizar contrataciones.

En este sentido, se le ofrece a usted un servicio de calidad y excelencia en lo que a redacción y estudio de contratos y textos legales, se refiere. Así mismo, en las reclamaciones de cantidad que de las relaciones contractuales se desprenden.

Si lo que requiere es accionar la nulidad contractual por imperfecciones del contrato que limita a éste producir sus efectos propios, también debe acudir a Abogado experto en Derecho Civil. Este, por su vasta experiencia, le prestará la atención y el asesoramiento que merece el cliente.

5. Otros procedimientos

Entre los importantes¬†servicios que presta el profesional del Derecho en materia civil, est√° el¬†acompa√Īamiento en escritura notarial de actos p√ļblicos.

El mejor de los Abogados en materia civil debe, además, ser experto en estrategias para la resolución de conflictos, como sistema alternativo en pro de la convivencia social.  Sólo así pueden dar la debida prioridad a la negociación de asuntos para evitar pleitos judiciales.

En todo momento, los expertos profesionales en resolución de conflictos, deben promover el resolver las controversias por uno de las maneras previstas en los sistemas autocompositivos que establece el Código Civil: negociación o mediación.

Estas se caracterizan porque en ellas, las propias partes involucradas, con el asesoramiento de un abogado idóneo, son las que de forma voluntaria, buscaran alcanzar un acuerdo o transacción, para resolver el conflicto que existe.

Persuasión, discusión y negociación son cualidades imprescindibles para alcanzar la categoría de abogado experto en resolución de conflictos.

Al momento que lo requieras, solicita el asesoramiento del mejor Abogado en Derecho Civil y tenga usted la seguridad plena de que será atendido con máximo respeto y profesionalidad.